Acércate al Comal

| |

Trás su éxito en Toronto, Canadá, Ernesto Rodríguez abre Comal de Piedra en Ciudad de México

“Vivo desde hace siete años en Toronto y hace cinco años decidí abrir Fonda Lola en esa ciudad; el nombre es en honor a mi abuela. La gastronomía mexicana antes era solo Tex-Mex. Platicando con restauranteros me decían que si eso es lo que querían sus clientes, eso es lo que les daba. Así que fue un reto abrir el restaurante, que es donde muestro el amor a la cocina, a la mesa y al compartir. Mi abuela tenía una comida deliciosa y disfrutábamos de largas sobremesas y es lo que quise representar.

“En ese entonces había un hueco de cocina mexicana auténtica y la gente lo recibió bien, les dio gusto que no fuera cocina Tex-Mex. Fuimos un parteaguas, considero que mientras más difundamos la cocina mexicana más va a crecer”, comenta Ernesto.

Palmitos al grill

Al volver a México, hace dos años, conoció a Andrea quien lo persuadió para abrir un restaurante en la Ciudad de México. Ernesto expresa que a la hora de buscar chef pensó en hacer lo que muchos hacen: robarse uno de otro restaurante, pero finalmente hizo alianza con el Claustro de Sor Juana para hacer un concurso y elegir al que sería el chef ejecutivo. El ganador fue Othón Gayosso, quien presentó un taco de lengua. Él es originario de la Sierra de Puebla, por lo que incluye maíz de su estado en sus preparaciones.

En Comal de Piedra se caracteriza por platillos con ingredientes netamente mexicanos con productos locales. La cava no se queda atrás, tiene una selección de 56 vinos, entre ellos varios nacionales de pequeños productores; además de chilenos, italianos y españoles. El sommelier Hugo Becerra, es el sommelier de la casa,a él puedes pedirle alguna recomendación para maridar tu comida.

Ernesto define a la cocina de Comal de Piedra como un “conjunto de ingredientes, personalidad y gastronomía mexicana con características propias.

Chef Othón Gayosso

“Respetamos los ingredientes, las preparaciones, pero también buscamos ser creativos y estéticos. Procuramos dar cabida a productos y gente local”, advierte el empresario.

Si eres vegetariano, puedes probar los palmitos al grill, con aguacate tateamado y aceite de chile. O si no, prueba el pulpo zarandeado con puré de papa y chutney verde. Si estás de pisa y corre, pasa por un taco a la ventanita que está a un costado del restaurante. Los hay de cochinita, campechanos, de lengua, carnitas de pato, tostada de pulpo o una torta de filete.

Dónde: Colima 65, col. Roma, Ciudad de México       

Taco de carnitas de pato

Tip: también cuentan con desayunos y cenas de tres tiempos, pregunta por ellas.

Previous

Guadalajara se pone sabrosa

Xanat te invita a desayunar

Next