Cecchi: asuntos de familia

| | ,

La prestigiada bodega de la Toscana llega a México con una propuesta imposible de rechazar, poniendo en evidencia la riqueza del Chianti

Hablar de Chianti es evocar una de las expresiones más famosas de la vitivinicultura italiana. Este vino representativo de la Toscana es símbolo de alegría en torno a la mesa, con el sello de frescura y deleite gastronómicos que emblematizan a esta región de histórica relevancia.
La importancia de Florencia en el plano social y económico se remonta a la época medieval, y desde luego abarcaba aspectos como la producción vinícola. En el siglo XIV, la República de Florencia definió las colinas entre Florencia y Siena como Chianti. Así, Chianti fue la primera zona vinícola delimitada en 1716, cuando el Gran Duque Cosimo III de Medici estableció lo que se considera la primera legislación que rige la producción de vino en Italia.

Una de las imágenes asociadas al Chianti es desde luego el característico Gallo Negro, símbolo fundamental para todos los productores del Chianti Classico: cuando aparece en el cuello o en la etiqueta de una botella, distingue un vino que ha sido producido realmente en el territorio del Chianti (un Chianti Classico) de los que se producen fuera de este territorio en el resto de Toscana, es decir, de los vinos Chianti sin el apelativo Classico y sin el Gallo Negro.
A lo largo de su larga historia, Chianti es un vino, un concepto y una definición que ha sufrido diversos altibajos, evolucionando para adquirir diversas categorías. Lo relevante de ello es la oportunidad que estos ajustes han propiciado para gozar de vinos de calidad e identidad.
Dentro de la prosapia de bodegas toscanas, llega a México Familia Cecchi, que data de 1893 y que se ha distinguido por producir auténticos vinos toscanos por más de 125 años, dice Stefano Poggi, embajador de Cecchi para México.
“Ahora dirigidos por la cuarta generación, los hermanos Cesare y Andrea Cecchi continúan valorando la sustentabilidad, innovación y calidad por encima de todo a medida que crecen el negocio familiar. México es un país abierto a las mejores expresiones de la vinicultura, por ello es un orgullo traer a estas tierras estos vinos italianos respaldados por la gran trayectoria de esta familia toscana. Todas nuestras variedades han sido perfectamente pensadas para los paladares más exigentes. La distribución de estos vinos en México corre a cargo de Importaciones y Distribuciones Internacionales (IDI)”, afirma.

Principales propuestas de Familia Cecchi

Le Lepri.– un vino blanco 70% Vermentino, 15% Chardonnay, 15% Sauvignon Blanc. Floral, afrutado y caracterizado por una frescura inconfundible, “Le Lepri” es un vino con ganas de complacer al paladar. Fruto hacia adelante, exhibiendo inconfundibles caracteres varietales de cítricos, una mineralidad persistente y un final largo. Ideal para acompañar pescados y mariscos. 12.5%de alcohol.

I Merli.– 80% Merlot, 20% Sangiovese. Merlot de la costa de Maremma, y Sangiovese de las colinas de Chianti Classico son los dos componentes varietales mezclados para formar “I Merli”. Los suelos arenosos y bien texturizados, combinados con el resplandor del sol de la Maremma, permiten a Monte Guelfo obtener un Merlot perfectamente maduro y extremadamente saludable, mientras que Sangiovese cultivado en suelo alcalino con un mayor contenido de arcilla y mayor altitud da taninos sutiles y longitud persistente. Rojo rubí con tonos violaceos, aromas a mora y fresa silvestre con un suave final especiado. Ideal para maridar carnes y quesos. 13% alcohol.

Chianti.– 90% Sangiovese, 10% Canaiolo y Colorino. Chianti es la raíz de la Toscana y esta botella es la más histórica de Cecchi. “Cecchi Chianti” se produce en prevalencia a partir de uvas Sangiovese. La fermentación tiene lugar en acero a temperatura controlada. Tiene una capacidad media de envejecimiento y, a pesar de ser un vino clásico, este vino se reinterpreta en un estilo moderno al mantener una armonía equilibrada de aromas y notas. El rojo rubí que tiende al granate con el envejecimiento es fuerte y persistente mientras que en boca es suave y bien equilibrado. Ideal para acompañar carnes rojas y quesos.

Chianti Classico “Storia di Famiglia”.– 90% Sangiovese, 10% otras variedades, es el protagonista entre los vinos de Cecchi, “Chianti Classico” se exporta a todo el mundo. Es el vino con el que la empresa se identifica más debido a su alto perfil que es el resultado de una larga experiencia que representa el pasado, el presente y especialmente el futuro de los vinos toscanos. La uva principal es Sangiovese. Rubí rojo tendiendo a granate con envejecimiento, nariz fina con sabores intenso y persistentes, su estructura es grande y con un gran equilibrio. Ideal para acompañar carnes rojas y aves de corral.

Chianti Classico “Reserva di Famiglia”.- 90% Sangiovese, 10% otras variedades. Es sin duda el vino más representativo de Cecchi. Producido solo en años en los que las uvas alcanzan la calidad deseada, proviene de la zona de Castellina in Chianti. El color, de excelente limpidez, es de un intenso rojo rubí. El aroma revela notas amplias y etéreas de fruta madura y especias. La estructura es elegante. Ideal para acompañar asados.

www. famigliacecchi.it

Previous

Pozo de Luna abre caminos

Una celebración a la parrilla

Next