Fattoria Moretto: asuntos de familia

| | ,

Los hermanos Altariva proyectan la riqueza del Lambrusco Grasparrosa a nivel mundial

20150423_090744MODENA.- La riqueza y diversidad de la naturaleza se traduce en paisajes de luz inagotable; el verdor, la prodigalidad, la suave armonía del entorno marca el contexto de una tierra pródiga, de tradiciones, ideas y festines que tienen algunos de sus referentes más logrados en los placeres de la mesa. Tierra de arte, de genialidad, de industria, la Emilia Romagna marca igualmente un sello propio en el mundo de los vinos y Castelvetro di Modena, con su intenso perfil que conjuga monumentalidad medieval y una esencia bucólica plenamente renacentista, es reducto de la expresión de una identidad histórica, con el sello ancestral del Lambrusco Grasparrossa.
En ese contexto que hace asumir la más intensa relación del hombre y la tierra, con un sello ancestral, con el peso benigno de varias generaciones, se gesta igualmente una propuesta vinícola de plena actualidad, acorde con las tendencias contemporáneas y en el lenguaje mediático que prevalece. Fattoria Moretto, envuelta en el fasto agrícola de Castelvetro di Modena, es el laboratorio donde los hermanos Fausto y Fabio Altariva apuntan hacia vinos de formas clásicas con un lenguaje de modernidad que han sido elogiado por publicaciones como el New York Times y consignado en guías como I Vini D’Italia, de L’Espresso; Da Bere e Da Mangiare: Emilia Romagna; Vini d’Italia, de Gambero Rosso; Italiens beste Weine, de Merum; además de la Guía 2015 Slow Wine, publicada por la asociación Slow Food.
“La reputación de los Lambrusco se está abriendo paso en el mundo y cada vez son más los que reconocen la buena factura de nuestros vinos. La nuestra es una empresa totalmente familiar; apegada al máximo a los procesos artesanales, la poda y la cosecha son manuales, por ejemplo. Todos nuestros cultivos son orgánicos y cuidamos el bajo impacto ambiental. Incluso buena parte de nuestro mobiliario es de reuso de otras empresas de la región”, expresa Fausto, responsable directo de la elaboración de los vinos.
il_moretto_05El amor por el campo es algo que heredaron del padre y del abuelo, quienes disfrutaban de hacer buen vino para disfrutarlo con la familia y los amigos. Fue hasta los 90 cuando los Altariva comenzaron a producir con fines comerciales. El nombre de la firma es un homenaje a su padre: Moretto era su apodo.
No obstante su formación como ingeniero mecánico, Fausto confiesa que la viña y el vino siempre ha sido su pasión. “Siempre he sido como un niño cuando estoy en los viñedos: todo me entusiasma y me da curiosidad. Por eso cuando decidí entrar de lleno a esta labor consideré que lo más sensato era tomar todos los cursos posibles. Si se tiene vocación se pueden superar todos los obstáculos, incluso si no es lo que uno ha estudiado originalmente”.
Fabio, por su parte, trabajó en la comercialización de vino. Posteriormente, junto con su esposa, abrió un restaurante donde dio especial atención a la cultura vinícola. Actualmente participa en la empresa familiar atendiendo el área de mercadotecnia, en la que ha obtenido excelente resultados. El mercado regional y nacional ha dado buenos frutos. Desde 2007 este buen posicionamiento se ha extendido al segmento extranjero.
“Módena ha crecido mucho en los últimos años y eso ha abierto también nuestras oportunidades de negocios, sobre todo en restaurantes de alta cocina. Estamos presentes en más de un centenar de ellos, solo en la provincia de Módena. En el caso de otros países, no ha ayudado mucho la presencia en ferias internacionales, la labor de los importadores y distribuidores, además de la difusión en prensa, luego de la visita de periodistas a nuestra tierra”, dice Fabio.
20150423_083832La presencia en los mercados estadounidenses ha sido determinante para el éxito de esta bodega que sin embargo apuesta ante todo por la calidad, antes que por la cantidad. El encuentro en Vinitaly con Anthony Lynch, hijo de Kermit Lynch, uno de los más exigentes importadores en Estados Unidos, fue determinante para una entrada resonante de sus vinos en ese país, como ejemplo emblemático de un excelente Lambrusco Grasparrosa di Castelvetro.
“La reputación del Lambrusco está creciendo en el extranjero. En el norte de Europa nuestros métodos de producción orgánicos son una gran ventaja. No sucede lo mismo en Italia, donde todavía no hay una exigencia en ese sentido, se trata más bien de una elección del comprador, no de una herramienta real de venta. En todo caso lo más importante es que hacemos las cosas de una manera limpia y natural”, expresa.
Añade: “Somos una bodega totalmente orgánica. Entre otras cosas, no regamos para acostumbrar a la planta para trabajar en profundidad y, por tanto, con poca fertilización nitrogenada”.
Fattoria Moretto tiene una producción aproximada de 60 mil botellas al año, y algo así como 45 hectolitros de vino se comercializan a granel.
“He probado el Lambrusco Grasparossa Monovitigno, un vino que me ha provocado especial alegría e interés. Hay productores que finalmente han entendido la importancia de acercarse a esta tan humana variedad con amor y respeto”, expresó Luigi Veronelli en Guía de Oro 2004 sobre este vino proveniente de viñas de más de 45 años de edad.

20150423_083550

MONOVITIGNO: Espumoso seco Lambrusco Grasparossa di Castelvetro
CLASIFICACIÓN: DOP (Denominación de Origen Protegida)
UVA: 100% Lambrusco Grasparossa Castelvetro
SISTEMA DE PRODUCCIÓN: uvas de agricultura ecológica
RENDIMIENTO : 60%
ELABORACIÓN: Maceración fermentada durante 6-8 días a temperatura controlada
PRODUCCIÓN ANUAL: 12 mil botellas
COSECHA: Manual
CANOVA: Espumoso seco Lambrusco Grasparossa Castelvetro, hecho con uvas provenientes del viñedo que da nombre al vino. Las vides tienen una edad promedio de 40 años. Un vino de extraordinaria intensidad y frescura que transmite expresiones únicas de la varietal.
CLASIFICACIÓN: DOP (Denominación de Origen Protegida) UVAS: 100% Lambrusco Grasparossa Castelvetro
SISTEMA DE PRODUCCIÓN: uvas de agricultura orgánica
RENDIMIENTO : 65%
ELABORACIÓN: Maceración fermentada durante 6-8 días a temperatura controlada
PRODUCCIÓN ANUAL: 9 mil botellas
COSECHA: manual

LAMBRUSCO AMABILE SEMPREBON: Brillante y elegante. Amabile Lambrusco Grasparossa Castelvetro
CLASIFICACIÓN: DOP (Denominación de Origen Protegida) vid utilizado: 100% Lambrusco Grasparossa Castelvetro
SISTEMA DE PRODUCCIÓN: uvas de agricultura ecológica
RENDIMIENTOS VINIFICACIÓN: 65% VINIFICACIÓN: maceración fermentada durante 6-8 días a temperatura controlada
PRODUCCIÓN ANUAL: 3 mil botellas
COSECHA: Manual
TASSO: Un vino que expresa un gran respeto por el medio ambiente, la preservación de calidad de la Grasparossa y el máximo cuidado en la vinificación.
TIPO: Espumoso seco Lambrusco Grasparossa Castelvetro
CLASIFICACIÓN: DOP (Denominación de Origen Protegida)
UVAS: 100% Lambrusco Grasparossa Castelvetro
SISTEMA DE PRODUCCIÓN: uvas de agricultura orgánica
RENDIMIENTO : 65%
ELABORACIÓN: Maceración fermentada a temperatura controlada
PRODUCCIÓN ANUAL: 13 mil botellas
COSECHA: manual
Vino blanco con un gran potencial, con cuerpo, brillante, brillante. Para toda ocasión.

20150423_083958
PIGNOLETTO DELL’EMILIA
TIPO: Pignoletto espumoso dell’Emilia
CLASIFICACIÓN: IGP (Indicación Geográfica Protegida)
UVAS: 100% Pignoletto
SISTEMA DE PRODUCCIÓN: uvas de agricultura orgánica
RENDIMIENTO: 70%
ELABORACIÓN: Fermentación de pieles a una temperatura de 5.6 °C
PRODUCCIÓN ANUAL: 6 mil botellas
COSECHA: Manual
LAMBRUSCO ROSE
TIPO: Lambrusco espumoso Grasparossa Castelvetro
CLASIFICACIÓN: DOP (Denominación de Origen Protegida)
UVAS: 100% Lambrusco Grasparossa Castelvetro
SISTEMA DE PRODUCCIÓN: uvas de agricultura ecológica
RENDIMIENTO: 60%
ELABORACIÓN: sin maceración
PRODUCCIÓN ANUAL: 5 mil botellas

Previous

Celebran alianza por la niñez de Puebla

La gastronomía al pie de la letra

Next

Leave a Comment