Haz la prueba de fuego con Cerveza Modelo

| | ,

A través de la campaña ‘Esto no es una chela, es Cerveza Modelo’, la empresa cervecera destaca las detalles en el tostado de la malta de sus distintas etiquetas, así como sus cualidades gastronómicas

Un cuidado único en el manejo y la selección de ingredientes, en sintonía con una labor delicada y paciente en los diversos procesos que conllevan la producción cervecera, marcan la definición de excelencia de Cerveza Modelo a lo largo de sus más de 95 años de historia en México.
En esa sintonía de identidad propia, la cervecera lanza la campaña ‘Esto no es una chela, es Cerveza Modelo’, con la que, advierte César Alcántara, Brand Manager de Cerveza Modelo en México.Con esta campaña buscan dar a conocer la variedad y riqueza de las diferentes maltas y procesos de tostado de sus cervezas.

A través de esta campaña, Cerveza Modelo resalta las virtudes de sus distintas etiquetas a partir de los tostados de malta que requiere cada una de las variedades y que empatan con diversos platillos Fotos Cortesía

“Gracias a la maestría y a la técnica de tostar la malta logramos brindar una experiencia sensorial que intensifica los sentidos; más que una chela, somos una experiencia al paladar. Existen muchas chelas, pero gracias al poder del fuego, solo hay una cerveza: Modelo”, explica.
Bajo esa línea, la marca busca resaltar las cualidades de sus cervezas en términos sensoriales, destacando paralelamente sus atributos dentro de la gastronomía, abriendo la oportunidad de disfrutar las distintas etiquetas de Modelo en los más cotidianos maridajes.
“El tostado de las maltas selectas se realiza con diferentes intensidades del fuego, logrando perfiles únicos de sabor y aroma que hacen diferente a cada etiqueta de la familia Modelo”, agrega.

Cerveza Modelo te acompaña en la mesa

Acompaña tus platillos favoritos con las distintas opciones que te ofrece Cerveza Modelo. Conoce algunas de las recomendaciones

Modelo Especial. Al tostar meticulosamente la mejor selección de malta a fuego lento es como se obtiene el suave y balanceado sabor, así como el tono dorado brillante de Modelo Especial, que combina a la perfección con sabores frescos, así como con pastas, bruschettas, pizzas y tacos.

Modelo Ámbar. Para lograr el color cobrizo de Modelo Ámbar, la malta se tuesta cuidadosamente a fuego intenso, logrando el equilibrio perfecto entre los toques amargos y caramelizados. Modelo Ámbar se lleva excelente con carnes, pescados y vegetales al grill.

Modelo Negra. Al tostar la malta a fuego ardiente, se obtiene el color ámbar intenso y las profundas notas de chocolate, café y caramelo que distinguen a Modelo Negra, ideal para combinar con salsas complejas y llenas de especias, con platos agridulces y postres con chocolate.

Previous

Ceviche de mango

Tacos de camarón

Next