Impulsan Escuela de Viticultores

| | ,





El temario contempla la preocupación de Bodegas Riojanas
por la sostenibilidad medioambiental

Desde la segunda mitad de siglo XIX, oficialmente desde 1890, Bodegas Riojanas forma parte estratégico del movimiento vinícola de Rioja, región consolidada como Denominación de Origen (DO) en 1926 y posteriormente reconocida como Denominación de Origen Calificada (DOCa.) en 1991. El sobrio y señorial edificio de la avenida Dr. Ricardo Ruiz Azcárraga da cuenta de una historia que en 2015 registró los 125 años de la bodega, con una celebración que incluyó México como sede de los festejos, ya que es un país con el que guardan una buena relación comercial desde la primera mitad del siglo XX, como constatan algunos documentos de la época.

Aspecto de la bodega en Cenicero, Rioja

Del 10 al 12 de abril, Bodegas Riojanas establece otro referente estratégico en el desarrollo de la DOCa. Rioja con la realización de La Escuela de Viticultores, que presenta un interesante programa didáctico sobre tres temas de candente actualidad en la viticultura, como son la gestión de suelos, las predicciones climáticas para la gestión de plagas y el control de la polilla del racimo.

La Escuela cuenta con la colaboración de especialistas en las distintas áreas, que a través de ponencias, debates y actividades prácticas darán a conocer los nuevos retos y oportunidades de la viticultura del Siglo XXI.

El salón de actos con que cuentan las centenarias instalaciones de la bodega de Cenicero acogerá esta primera actividad de la Escuela de Viticultores, nacida como fruto de la sensibilización de Bodegas Riojanas por poner en valor el papel decisivo del trabajo de los viticultores en la calidad final de los vinos.  

El objetivo que se ha planteado Bodegas Riojanas con esta novedosa iniciativa es dar a conocer a los viticultores profesionales los últimos avances sobre temas de máxima actualidad en el mundo de la vitivinicultura, organizando para ello una jornada mensual.

Escalera que imita la forma de tirabuzón

Como indica su coordinadora Natalia Olarte, del Dpto. Técnico de Bodegas Riojanas, “en la Escuela de Viticultores tratamos los nuevos retos que afectan al viñedo y acercaremos a los viticultores las últimas investigaciones e innovaciones sobre un amplio abanico de temas”. Entre ellos cita algunos ejemplos como “el manejo de la fertilidad del suelo y de los recursos hídricos; las metodologías de selección de variedades locales y las cuestiones relativas a la calidad de la uva; los riesgos asociados a los plaguicidas tóxicos y la implementación de alternativas de baja toxicidad, o las enfermedades que pueden afectar a la vid”.

El temario contemplará de forma prioritaria la preocupación de Bodegas Riojanas por la sostenibilidad medioambiental ya que, junto al mencionado papel de los viticultores, es otro factor fundamental en el concepto actual de calidad, imprescindible para comprender la evolución reciente de los vinos más icónicos de la bodega, Monte Real y Viña Albina.

Aspecto del salón principal de la bodega

Esta dinámica innovadora que impulsa actualmente a Bodegas Riojanas, cuyo Departamento de I+D ha pasado a ocupar un lugar muy relevante, le ha hecho merecedora del Premio a la Colaboración Universidad-Empresa concedido en 2018 por la Universidad de La Rioja, con la que desarrolla varios proyectos de investigación enológica y vitícola que le permiten estar a la vanguardia de las La Escuela cuenta con la colaboración de especialistas en las distintas áreas, que a través de ponencias, debates y actividades prácticas darán a conocer los nuevos retos y oportunidades de la viticultura del Siglo XXI. En esta primera jornada colaboran Jorge Miñón, Dr. Ingeniero Agrónomo de Agrae Solutions, Marta Iglesias, directora comercial de EncoreLab, y Paolo Sambado, director técnico de CBC Iberia (Garanango).

www.bodegasriojanas.com

Fotos: Crónicas del Sabor

Previous

Marcelo Papa, enólogo del año

Cuaresma en El Tajín

Next