Inicia la Fiesta de las Paellas en Acapulco

| | , , ,

Una gran oportunidad de exponer la calidad y variedad de productos que posee México, incluyendo sus vinos, dice el chef Jorge Pereiro

20160528_092030“La Fiesta de las Paellas del Hotel Elcano” no es un concurso de cocina. Es una reunión de amigos amantes de la gastronomía; pero sobre todo de amigos de la convivencia, del encuentro fraternal en torno a la mesa. Es también la oportunidad de oportunidad de presumir ante los mexicanos y gente de otras partes del mundo la gran riqueza de productos que tiene este país, tanto de mar como de campo, sin faltar desde luego los excelentes aceites de oliva y los grandes vinos que cada vez van ganando más presencia y que desde luego son parte esencial de nuestra propuesta en este festival y en todas nuestras actividades a lo largo del año”, advierte Jorge Pereiro, chef ejecutivo del hotel ubicado en Acapulco en el marco del arranque, este 28 de mayo, de esta celebración que llega en 2016 a su vigésima edición.
Son 24 paelleros los que participan en esta fiesta realizada en la playa donde “el cereal más consumido en el mundo”, como advierte Pereiro, es el elemento central de un juego culinario con pescados y mariscos, cordero, hongos; solo por mencionar algunos de los muchos ingredientes previstos en la canasta de este fin de semana en Acapulco; sin faltar desde luego la presencia de la también emblemática fideuá, preparada con fideos en lugar de arroz.
“Cada cocinero realiza su platillo a su modo muy particular, con su estilo muy propio. Lo más importante de todo es la convivencia que se lleva a cabo en torno a esta celebración, y que reúne no solo a gente de todos los segmentos, no solo de la gastronomía. Es un festejo que ya se ha vuelto una tradición en el hotel Elcano y que muchos esperan con mucha expectativa. Todas las paellas se preparan con carbón, lo cual desde luego le da un sabor muy especial”, precisa Pereiro.
elcanoaca_1Agrega que más hablar de la cocina de las paellas, debemos enfocarnos a resaltar la cocina de los arroces, que resulta mucho más universal y que engloba expresiones como los platillos preparados con este cereal en México. “Las paellas enmarcan algunos platillos característicos; sin embargo la cocina de los arroces es más amplia y en ese sentido países como México cuentan con preparaciones muy representativas. De alguna manera, este festival es también es una exaltación de ese patrimonio universal, del manifiesto de la riqueza y la imaginación de diversas culturas“.
Resalta que la presencia del vino en este festejo es un elemento primordial para la exaltación de los sabores. “Pocos platillos como la paella tienen un maridaje tan amplio y versátil con el vino. Blancos, tintos, rosados son la oportunidad de abrir aún las deliciosas sensaciones que provocan las paellas. Es en verdad un gusto que el vino esté calando cada vez más en la sociedad mexicana, y que la industria vinícola nacional cobre más fuerza con cada vez mejores vinos que están ganando el reconocimiento internacional”.
“Nos interesa asimismo ponderar desde nuestro espacio la gran riqueza de México, en general, y de Guerrero, en particular, en lo que se refiere a productos alimenticios: verduras, pescados y mariscos, hierbas. Esta fiesta es una expresión viva de este patrimonio: hay paelleros que prefieren preparar su platillo con caldo de percebes, especie que puede encontrarse aquí y hasta las costas de Zihuatanejo; o el huachinango, el camarón y la gran variedad de chiles que se cultivan en la región”, puntualiza Pereiro.

Previous

Para saborear Polanco

¡Que se acabe el hambre, que sí, que sí!

Next

Leave a Comment