Jean Sulpice sigue en las alturas

| | , ,

Ha sido el chef francés más joven en recibir una estrella Michelin. Ahora la Gault & Millau lo distingue como el Chef 2018 de la publicación

Definido como un genial adicto al terruño y a los productos y platillos de temporada, Jean Sulpice ha sido reconocido como el Cocinero del 2018, según la Guía Gault & Millau. Un líder fuerte, un luchador y un competidor nato, así como un atleta de alto rendimiento, son algunos de los adjetivos con los que Marc Esquerré, redactor en jefe de la prestigiada publicación define al cocinero oriundo de Aix-les-Bains, Savoie, que ha sido famoso, entre otros méritos, por ser el chef francés más joven en recibir una estrella Michelin, a la edad de 26 años.
Con una trayectoria iniciada a los 16 años, y que incluye el encuentro con el gran maestro Marc Veyrat, con quien fungió como souschef en La Ferme de Mon Père, en Megève, en 2002 abrió su restaurante en Val Thorens, a 2 mil 300 metros de altura, junto con su esposa Magali, la sommeliere con quien además ha conformado una excepcional mancuerna profesional. “Grandes espacios y gastronomía” ha sido el signo distintivo de este cocinero que en el Restaurant de Jean Sulpice, renombrado así en 2014, obtuvo dos estrellas Michelin: la primera a los 26 años y la segunda a los 31. Su restaurante fue asimismo el establecimiento a mayor altura en recibir tales reconocimientos.
En 2016, Sulpice vendió el restaurante y se trasladó a Auberge du Père Bise, en Talloires en el lago Annecy, en los Alpes franceses. Dueño de una sólida fama y con una historia que data desde 1903, el lugar es un reducto de la cocina tradicional francesa: en 1951 obtuvo su tercera estrella Michelin. Hoy con la presencia de Sulpice en sus cocinas dan cabida a la expresión de una cocina a la imagen del chef: “pura, audaz y enraizada; libre y sincera, arraigada al suelo saboyano y fortalecida con la riqueza del territorio alpino. Sus deliciosas creaciones hablan de su amor por la naturaleza y los espacios abiertos”.
“La Maison de Père Bise no ha sido un descenso, sino un nuevo ascenso. Un desafío, una maquinaria impulsada por 70 personas, un patrón, un director de orquesta…Una cocina, lago y montaña, pacífica y deslumbrante, flexible y aguda, que lleva una visión, la de un chef completamente maduro que trasciende cada ingrediente para crear el momento perfecto, la conjunción de sabores unidos mágicamente en el atanor de este alquimista del siglo XXI“, precisa Marc Esquerré.

Fotos: jeansulpice.com

 

 

Previous

Una pequeña villa italiana en Morelos

No te pierdas el mes de la langosta en La Hacienda de Los Morales

Next