Llega Terra Madre Indígena

| | ,

A partir del 21 del febrero se lleva a cabo por primera vez en nuestro continente un encuentro con representantes de etnias indígenas de América para la reflexión y el análisis de su relevancia en la preservación del patrimonio alimentario mundial

El Baluarte Slow Food del Chile Serrano de Tlaola, en Puebla, creado en 2016 con el objetivo de preservar la semilla criolla de este chile; así como lograr el reconocimiento de las mujeres indígenas en el trabajo campesino, será sede desde el próximo viernes 21 y hasta el 24 de febrero, de la primera edición Terra Madre Indígena Pueblos de América.
Este evento internacional reúne a diversas etnias indígenas del continente americano a partir de la iniciativa de la organización internacional Slow Food. El tema central será el rol de las mujeres y jóvenes indígenas en la protección de los sistemas alimentarios tradicionales.
“Las mujeres indígenas vivimos en constante lucha para que se nos reconozca como poseedoras de grandes conocimientos y tradiciones, en nuestras manos se resguarda la tierra, semillas e historia. Cuando cocinamos, sembramos y cosechamos, compartimos todos estos tesoros a través de los alimentos que nuestras abuelas nos enseñaron y en cada sazón se resguarda un sabor ancestral, Bueno, Limpio y Justo”, advierte Dalí Nolasco, coordinadora de la Red Indígena.
Los principales protagonistas y actores de este evento son los 70 delegados procedentes de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, México, Cuba, Perú y Estados Unidos. Sin embargo al arranque del ciclo de actividades se realizará una jornada pública ucon actividades culturales y conferencias magistrales sobre los derechos de los pueblos indígenas y protección de sus territorios; la conservación de semillas, biodiversidad y resiliencia al cambio climático; así como sobre la salvaguarda de los conocimientos tradicionales. También se realizará una expo de proyectos locales con productos artesanales, alimenticios, culturales y académicos.
En los días posteriores, los delegados se concentrarán en una capacitación enfocada en fortalecer la red Terra Madre Indígena (ITM) en América y las capacidades de liderazgo de los jóvenes para la defensa y promoción del patrimonio alimentario. Crearán un Plan de Acción para el continente y se comprometerán a desarrollarlo al volver a sus comunidades.

Todos ellos se distinguen en ser jóvenes líderes indígenas que impulsan un proyecto comunitario para promover los derechos de los pueblos indígenas, defensa de sus territorios y biodiversidad.
“El crecimiento y fortalecimiento de Slow Food en México, así como la constitución como asociación civil, nos da los elementos necesarios para realizar este tipo de eventos. Creo asimismo que uno de los principales logros que he conseguido ha sido precisamente integrarnos como una red de trabajo, con la participación de los diversos actores que participan en el proceso de la alimentación.
“El fenómeno de las redes sociales es un tema que reanimó al movimiento Slow Food, y que en el caso de México nos ha hecho también crecer. Contamos con 42 comunidades; además de 12 Baluartes, dentro de los 500 que existen a nivel mundial. Este crecimiento también ha sido importante para la obtención de fondos de apoyo de instituciones como la FAO y Fundación Ford, entre otras. En el caso de Terra Madre América, el evento es posible gracias al apoyo del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), The Christensen Fund y Tamalpais Trust“, precisa Alfonso Rocha, consejero internacional de Slow Food México y Centroamérica y director de Comida Lenta AC, oficina operativa de Slow Food en México.
Agrega que en el caso del Baluarte del Chile Serrano, se trata de una comunidad integrada por mujeres nahuas que cultivan de manera agroecológica esta variedad de chile y además lo transforman en diferentes tipos de salsas para generar una alternativa económica de ingreso para mujeres rurales e indígenas. “Es un orgullo que este Baluarte, ejemplo para el mundo y con un un trabajo sostenido por más de 30 años, sea la sede de este encuentro de gran trascendencia a nivel mundial. Un foro que da la voz a la gente que no la tiene, y que es responsable directa en la preservación de nuestro patrimonio alimentario”.

Alfonso resalta que este encuentro es una oportunidad maravillosa para compartir qué es Slow Food, que la gente tenga idea de sus objetivos y alcances; así como de que a través de las charlas, los talleres y la convivencia misma la gente se lleve ideas y conceptos muy claros para aplicar en sus comunidades para la preservación de la diversidad natural y cultural.
“Es un foro de interacción y conocimiento, además de una plataforma para difundir todo lo que estamos haciendo en México. Esperamos que a partir de este primer encuentro posteriormente desarrollemos un proyecto específico para las comunidades indígenas en México, que surjan nuevas acciones en vías de replicar los canales de transmisión y valoración de trabajo que se está realizando, ya con logros tangibles en distribución y comercialización como lo que sea ha hecho con la pepita de la calabaza, o más recientemente con la cooperativa de Cozumel y la producción de langosta”, precisa Alfonso Rocha.

Slow Food fue fundada en los años 80 por Carlo Petrini y por un grupo de activistas con el objetivo inicial de defender las tradiciones regionales, la buena alimentación, el placer gastronómico, así como un ritmo de vida lento. Tras dos décadas de historia, el movimiento ha evolucionado para dar cabida a una aproximación global sobre la alimentación, que reconozca las fuertes relaciones existentes entre nuestros alimentos, nuestro planeta, las personas, la política y la cultura. Hoy Slow Food representa un movimiento global que implica a miles de personas y proyectos en más de 160 países.

Actividades públicas de Terra Madre Indígena Pueblos de América

Terra Madre es la red internacional de comunidades del alimento, grupos de productores de pequeña escala y otros, unidos por la producción de un alimento en particular y estrechamente vinculados a una área geográfica. La red fusiona a productores de alimentos, pescadores, criadores, cocineros, académicos, jóvenes, organizaciones no gubernamentales y representantes de las comunidades locales que se afanan por establecer un sistema de alimentos buenos, limpios y justos desde la base. La red de Terra Madre fue creada por Slow Food en 2004 para proporcionar voz y visibilidad a quienes en todo el mundo ejercitan una producción de alimentos protegiendo el medio ambiente y las comunidades.

Los Baluartes son proyectos que apoyan a las producciones de calidad en peligro de extinción; protegen regiones y ecosistemas únicos; recuperan métodos de elaboración tradicionales y salvaguardan razas animales autóctonas y variedades vegetales locales.

Con información y fotos de Slow Food Internacional

www. slowfood.com

Previous

Belforno, el bello lugar italiano

Quiero ser tu consentido

Next