Otoño de tertulia y de parrilla

| | ,

La Reina de la Brasa presenta tu Menú Otoñal, resaltando sabores de temporada y dejando claro que ya huele a Navidad
IMG_20171116_190912060“Me gusta mucho el formato de las Tertulias Parrilleras. Creo que es una excelente oportunidad para convivir con la gente, compartir ideas, tips, información sobre los platillos y el proceso de preparación. Los asistentes también lo disfrutan mucho, porque a diferencia de lo que pasa en concepto tradicional de servicio, ven de forma muy directa el proceso de preparación. Hay la oportunidad de preguntar, compartir experiencias, indagar sobre el uso de tal o cual ingrediente. Es sin duda una ocasión donde nos la pasamos muy bien”, expresa Alejandro Zárate Vega, parrillero mayor de La Reina de la Brasa, en el Mercado Roma, en el marco de la presentación del Menú Otoñal, dentro de su ciclo anual Tertulias Parrilleras.
De acuerdo con Alejandro, los menús presentados en las Tertulias se presentan exclusivamente por una noche, dando oportunidad de que los asistentes prueben platillos fuera de la carta, aunque hay la oportunidad de que algún guiso pueda, en algún momento dado, llegar a ser parte de la lista cotidiana de preparaciones de este sitio famoso, entre otras cosas, por su suculenta picaña.
IMG_20171116_195959151“El propósito es presentar algo diferente, en sintonía con alguna celebración del año o, sobre todo, con productos de temporada que están en su punto óptimo. Esto va de la mano con una propuesta de maridaje que complementa de forma muy idónea la experiencia culinaria”, explica.
Con el asador con centro fundamental de este original banquete, Alejandro desarrolla diversos platillos con una diversidad de ingredientes; así como de notas aromáticas y de sabores.
“Prácticamente todo lo preparamos en el asador, lo que también lleva a descubrir a muchos el gran potencial que tiene este instrumento en la cocina. Otra de las cosas que algunos descubren es que una parrillada no solo es sinónimo de carne, que comprueban el vasto número de preparaciones que hacemos con verduras y frutas, haciendo de este menú una experiencia muy balanceada y saludable“, indica.

Otoño en el plato

IMG_20171116_193553783Expresión de este concepto ha sido su Sopa de calabaza, que él mismo define como un espeso potaje resultado de una larga cocción a las brasas. Está ligeramente condimentado para respetar el sabor original.

Uno de los platillos más esenciales y puros en términos de sabores es el Tatemado saludable, ensalada de verdes y tubérculos asados en el que lo vegetales adquieren un delicioso matiz luego de su paso el carbón.
La col lombarda o morada destaca por su color característico, resultado de la presencia de la antocianina, un pigmento cuya coloración depende en gran medida de la acidez (pH) del suelo. La Reina de la Brasa retoma el concepto del tradicional guiso madrileño preparado con esta col en época navideña para desarrollar una versión propia con col asada y un suculento tocino casero ya de por sí famoso y emblemático del lugar.
IMG_20171116_204447426_HDREl menú llega a un punto climático con la Pechuga de pavo en cuya preparación también hay afortunadas variaciones a los guisos tradicionales. Se acompaña con salsa de ciruela y nectarina (aprovechando la reciente temporada de este fruto) preparada al chile guajillo.
Un saboroso cierre es el Pan de maíz dulce, al que el mismo Alex Zárate define como un clásico de su cocina, “pero en versión decadente. Es un pan casero de maíz y trigo acompañado con crema ácida, miel y un toque especiado tan característico de nuestros sabores”.

El baile de California

IMG_20171116_191805461Para armonizar la cena, la Reina de la Brasa propuso cinco vinos originarios de California, y con el sello de E&J Gallo Winery, a tono con la propuesta culinarias que expresa la riqueza de la temporada y anuncia ya las notas especiadas y la magnificencia de sabores de la temporada decembrina
Ghost Pines Chardonnay. Elaborado con uvas provenientes de viñedos de Sonoma, Napa y Monterey. Blanco, complejo y fresco, con aromas de compota de manzana, pera y cáscara de limón, ligeramente acentuado con un toque de vainilla. Una excelente propuesta para la crema de calabaza.
Carnivor Cabernet Sauvignon. Robusto y amigable, que es también sinónimo de un vino funcional, versátil, batallador y luchón de los buenos en términos de armonizaciones. Un blend en el que domina la Cabernet Sauvignon. Joven pero con brío para enfrentar el encuentro un tanto inesperado con los vegetales y los tubérculos llevados al noble terreno de las brasas.
IMG_20171116_201944245Ghost Pines Zinfandel. La Lombarda toma un ritmo que hace aún más goloso el encuentro del comensal con la col morada, el tocino y el festín de especias con este Zinfandel de marcadas notas de pimienta, frutos rojos y acentos de coco que además en boca tiene la presencia y complejidad necesarias para este guiso de golosa complacencia.
Louis M. Martini Cabernet Sauvignon. Además de la Cabernet Sauvignon, la mezcla comprende Merlot y Petite Sirah de la región de Sonoma. Ponderado y con buenas credenciales dentro de su segmento, guarda el rigor y el outfit indispensable para platillos como la Pechuga de pavo.
Apothic Dark. Con su sello millenial, contendiente y activa figura de las redes sociales, gana adeptos con sus notas de moras negras y chocolate oscuro. Preciso, contundente, preparado ineludiblemente para ganar batallas mercadológicas y complacer a los seguidores de Apothic.

 

IMG_20171116_215333230

La Reina de la Brasa Mercado Roma

Dirección: Querétaro 225, col. Roma Norte CDMX

E-mail: eventos@reinadelabrasa.mx

I/FB/T: @reinadelabrasa

IMG_20171116_192848918

 

Previous

¿Qué tan limpia está la cocina de tu restaurante?

Regresa Lupe Reyes con los presidenciables

Next