Quebec sabe a chocolate

| | , ,

Un recorrido por la ciudad de Quebec no está completo sin una visita a Érico, una de las tiendas icono en el rubro chocolatero y pastelero, con su famoso Museo del Chocolate


Dueña de una amplia tradición perfilada en sus sólidas herencias europeas, Quebec es una ciudad donde el oficio chocolatero goza de un gran aprecio, sustentado desde luego en la excelente propuesta de sus artesanos que complacen elocuentemente este gusto de propios y extraños, y que refrenda su calidad como una urbe eminentemente gastronómica.
Una de las instituciones en este segmento es sin duda Érico, una empresa fundada a finales de los 80 por Éric Normand, ante todo un sibarita gustoso de los placeres de la mesa, que vio una área atractiva de oportunidades de negocios en el segmento de la chocolatería, la confitería y los helados. En otoño de 1987, Normand abrió un pequeño local en el centro de Quebec, contando con el apoyo del chef repostero y chocolatier francés Bernard Laloi.

Nada como disfrutar una buena taza
de chocolate en Érico

El sentido empresarial de Normand y la maestría de Laloi dieron por resultado un negocio que muy pronto comenzó a prosperar. Actualmente Érico es una referencia y un punto de reunión obligado para los quebecois que gustan de disfrutar de la buena chocolatería, y por supuesto de una suculenta y tonificante bebida en los intensos días del invierno en Quebec.
En pocos meses Erico consolidó su producción y las áreas de venta. El pequeño local en el barrio de Saint-Jean-Baptiste muy pronto se vio rebasado por la afluencia de visitantes y los requerimientos de sus consumidores, por lo que en el verano siguiente se ubicaron en un espacio más amplio, incluyendo además en sus propuestas galletas, brownies, una gama especial de helados y sorbetes.
“Para la gente de Quebec es ya un sitio icónico que reúne a varias generaciones, pues los que vinieron de niños en sus inicios, hoy vienen con sus hijos para que disfruten de las distintas especialidades de la temporada. En verano los helados son la atracción principal y por supuesto en invierno un chocolate caliente es una motivación única cuando paseas o andar de compras en el centro de la ciudad”, dice Caroline Lafrance, guía de Quebec City Tourism.

Técnica y oficio en la elaboración de sus productos

Al cruzar la puerta de Erico de inmediato nos adentramos en una atmósfera de sensaciones únicas, donde el chocolate es símbolo de convivencia y de deleite de los sentidos. Asimismo el local que evoca en momentos los antiguos salones de degustación donde los amigos y las parejas se reunían a disfrutar de la deliciosa confitería casera y el espumoso chocolate en taza. Actualmente Erico maneja una gran diversidad de productos, incluyendo su fina línea de pastelería que le ha brindado fama y reconocimiento entre el público quebecois.
Desde 2014, Erico está a cargo de Cedric Allain y Éric Louinet, dos entusiastas maestros del oficio chocolatero que han mantenido la filosofía y perspectiva de trabajo de Erico: frescura, calidad, autenticidad y control meticuloso de la calidad en todos los procesos de transformación y fabricación.

Aspecto del Museo del Chocolate

Una de las máximas aportaciones de Érico a la cultura gastronómica de Quebec ha sido, además de sus exquisitas creaciones, el desarrollo del Museo del Chocolate, tarea para la cual Normand recurrió al trabajo de historiadores, museógrafos y especialistas en las distintas áreas involucradas para lograr un espacio que diera una visión sumamente didáctica sobre el papel de cacao en las antiguas culturas y su transformación y uso en las civilizaciones contemporáneas. A través de una exposición de objetos y herramientas, así como de diversos juegos didácticos, el público de distintas edades puede conocer más sobre este ingrediente que marcó una transformación en el gusto y la economía de Occidente. Por supuesto en esta puntual puesta museográfica pueden conocer más sobre la importancia del cacao en México, su trascendencia cultural y su valor estre las culturas originarias de Mesoamérica.

Fotos Cortesía Érico y Nadia Luna/Crónicas del Sabor

Érico
Dir: 634, rue Saint-Jean, Québec, QC G1R 1P8
Tel: 418.524.2122
Email: info@ericochocolatier.com
www .ericochocolatier.com

Previous

En la mesa contamos todos

Cuatro Rayas da en el blanco

Next