Santo Tomás: hasta no beber no creer

| |

Blanca México y Único, los dos vinos mexicanos seleccionados para la visita papal

Blanca México y Único, producidos por Bodegas de Santo Tomás, serán los vinos mexicanos que el Papa Francisco y su comitiva podrán disfrutar en su viaje a México, del 12 al 17 de febrero. Las dos etiquetas estarán disponibles en los vuelos internos de Tuxtla Gutiérrez y Morelia; así como en el vuelo trasatlántico Ciudad Juárez-Roma, de Aeroméxico, advierte el comunicado emitido por la bodega bajacaliforniana.
Los vinos fueron seleccionados por Santiago Cosío, director de Bodegas de Santo Tomás, y Mariana Fuentes, gerente de Alimentos y Bebidas de Aeroméxico.
Bodegas de Santo Tomás es una vitivinícola mexicana que por sus casi 130 años de historia ha logrado consolidarse como una empresa que siempre ha apostado por la calidad tanto en nuestros vinos como en todos nuestros factores, principalmente el humano. Es por ello que para nosotros elegir dos etiquetas de nuestro portafolio para este acontecimiento de gran relevancia fue una labor muy interesante. Buscamos reflejar esa calidad, pero también la tradición y la innovación.
Mexico BlancaBlanca México, un vino blanco elaborado con una de las primeras uvas que llegaron a México con los misioneros, la uva Misión, cumple con estas tres condiciones. Único es uno de nuestros vinos ícono que ha logrado un importante reconocimiento no solo en nuestro país sino fuera de él, por ello lo consideramos idóneo para ofrecerlo en esta ocasión”, explica Santiago Cosío.
El menú de los vuelos, agrega el comunicado, fue desarrollado por el chef Enrique Olvera, cuyo restaurante Pujol se encuentra entre los mejores del mundo, según la lista 50 Best Restaurants.
“Uno de los aspectos fundamentales de mi cocina es conservar y explorar los atributos de cada ingrediente. Para exaltar y lograr los sabores de cada platillo es esencial que el producto esté muy fresco, que no tenga ningún conservador ni haya sido procesado”, indica Olvera.
“La historia del vino en México comienza en el siglo XVI con las misiones que establecieron jesuitas y dominicos en territorio bajacaliforniano. Ellos fueron quienes expandieron la viticultura en nuestro país y con ella la emblemática uva Misión, una de las primeras en llegar a América, y la más plantada en México en aquel entonces.
“En Bodegas de Santo Tomás honramos la historia en la que se fundamenta nuestro origen con Blanca México, elaborado 100% con uva Misión: un blanco elaborado con uvas tintas que destaca por sus delicados aromas de frutos negros y sándalo, que en boca se despliega cítrico y sedoso.
Premium UnicoÚnico es un vino ícono de Bodegas de Santo Tomás, orgullo de la enóloga Laura Zamora, quien imprime su firma en la botella. Su clásica mezcla bordelesa de uvas Cabernet Sauvignon y Merlot, aunado a un añejamiento de más de 24 meses en barricas nuevas de roble francés, refleja una enotecnia de Viejo Mundo, integrada armoniosamente con el poderoso y expresivo terruño bajacaliforniano.
“El resultado es un vino equilibrado y elegante que integra lo mejor de dos mundos. Es un tinto de gran expresión que revela notas de frutos negros, cuero y mentol. En boca, equilibrado, con taninos bien equilibrados y un final prolongado”.

Fotos Cortesía Bodegas de Santo Tomás

 

Previous

La travesía de Patricia Quintana

Un recorrido de altura

Next

Leave a Comment