Tips para almacenar alimentos

| | ,

Sigue estos 10 consejos para comprar, cuidar y almacenar tus alimentos, para que estos te duren más días en el refrigerador

La nueva normalidad nos exige cambiar hábitos de compra, consumo y almacenamiento en nuestros hogares, por eso T-Fal ha preparado diez recomendaciones para adquirir y conservar los alimentos frescos, de manera fácil, segura e higiénica.

  1. Realiza tus compras 2 o 3 veces al mes, busca horarios de baja afluencia y en lugares poco concurridos. Cambia los artículos perecederos a recipientes rehusables para almacenarlos.
  2. Después de lavar con agua y jabón, frutas y verduras, incluso enlatados, divide tus alimentos en tres. En un tercio pon aquellos que usarás de manera inmediata o que puedan estar a temperatura ambiente; el segundo tercio pon aquellos que requerirán refrigeración, pero serán usados en los días próximos. Finalmente, separa los productos que serán congelados para usarse días después y que sustituirán en cadena los alimentos que se usen día a día.
  3. Busca empaques que te permitan conservar el mayor tiempo posible alimentos frescos y guisados preparados. T-Fal Master Seal Fresh Box te permite mantenerlos hasta dos veces más frescos que con cualquier otro, debido a que los empaques en sus tapas son selladas completamente por un robot evitando que se desprendan y entren bacterias.
  4. Deja las frutas y verduras: lavadas, desinfectadas y picadas dentro de tu contenedor. Cada vez que vayas a cocinar, puedes ir tomando las porciones necesarias para guisar, para usar en sopas y para preparar licuados.
  5. Los frijoles, lentejas y habas ya cocinadas duran bastante tiempo, bien congelados.
  6. Para la carne: guárdala en un contenedor en piezas enteras o trozos grandes y no las cortes hasta el momento en que vayas a cocinarla.
  7. Los pescados: límpialos con agua fría y sal y sécalos. Si compraste varios tipos guárdalos por separado. Es recomendable consumirlo entre uno y tres días después de comprarlo. La carne y pescados: se conservan mucho mejor con los contenedores bien cerrados y limpios.
  8. Las hojas verdes: lechugas, espinacas, berros ya lavados, desinfectados y secos, se conservan bien dentro de un recipiente donde reciben frío suficiente, pero sin excederse.
  9. Para conservar postres, deja que alcancen la temperatura ambiente y después, introdúcelos en un recipiente hermético. Guárdalos en un lugar fresco y seco.
  10. Cuando la comida ya está guisada, divide la de uso inmediato de la que consumirás.

T-Fal Master Seal Fresh Box

Fotos: cortesía T-Fal y Pixabay

Previous

De vuelta a la mesa

Espuma de fruta

Next