Un tequila con espíritu femenino

| | ,

Su calidad y originalidad rebasa cualquier concepto de género, sin embargo Satryna es un tequila que expresa y refleja el trabajo y el carácter de un talentoso grupo de mujeres que rompe atavismos y sorprende a los conocedores

Tequila Satryna es un destilado de origen hecho por ultra luxury un grupo de mujeres que conocen el oficio y guardan la tradición en la hechura de una bebida que preserva el alma de las tradiciones; pero que establece también un lenguaje propio en la expresión de uno de los destilados de más pura esencia en México, con connotación internacional.
Pero más que resaltar el talento femenino en la definición de este tequila, hay que ponderar ante todo una capacidad y una sensibilidad que no tiene género, ni sexo; porque más allá de una reiteración de la capacidad de las mujeres, es la definición plena de un proyecto donde prevalece ante todo la inteligencia, la sensibilidad, la exquisita expresión de los sentidos.

“No podemos negar que el mundo del tequila, como el de muchas industrias en México, es un ámbito tradicionalmente dominado por los hombres, donde prevalecen sus puntos de vista. Sin embargo dentro de este contexto ancestral hay cosas que van cambiando, y una de ellas es el hecho de desarrollar una marca en la que la definición de forma y fondo de nuestro tequila está hecho por mujeres. Eso no significa que tenemos que anteponer esa etiqueta en nuestro producto. Ante todo es un tequila hecho con una premisa de calidad, de oficio y exigencia, y eso es lo más importante a la hora de hablar de Satryna, no si está hecho por mujeres o por hombres”, expresa Nitzan Marrum, fundadora junto con Paulina Vega del concepto Satryna.
En Satryna convergen sensibilidades, ideas y formas que ponen de manifiesto la riqueza ancestral e inconfundible de la cultura mexicana. Ante todo prevalece la jerarquía de una de las más icónicas destilerías de Jalisco: Newton, ubicada en Tesistán, y que más allá de las actuales proyecciones comerciales del tequila en el panorama mundial, es símbolo de valor y autenticidad entre los conocedores y consumidores de arraigo de esta bebida desde hace décadas.

“El tema de los maridajes no es algo en lo que nos hayamos enfocado. En realidad no creo que los destilados sean bebidas para acompañar los alimentos”,

Nitzan Marrum, fundadora de Tequila Satryna

Con este bagaje familiar de más de tres generaciones, Nitzan ha encabezado este particular proyecto que distingue las cualidades de un destilado premium en las variantes Blanco, Reposado, Añejo y Cristalino, con el respectivo juego de barricas de roble francés y americano, según es el caso. Paralelamente, han desarrollado un fino concepto de mercadotecnia en el que la calidad de los destilados va de la mano con el fino embotellado, con trazos y definiciones artísticas que exaltan la cultura mexicana, sus tradiciones, sus mitos, su cosmogonía.
“Mireida Cortés, maestra tequilera de la casa, ha ideado un balance único entre el arte centenario de la fabricación del tequila y un proceso moderno de triple destilación para obtener la más alta pureza y suavidad distintivas. La maduración en barricas de roble francés, importadas de Cognac, y de roble blanco americano, provenientes de California, da como resultado un producto de carácter muy complejo que se ha posicionado en tiempo récord como un testimonio que exalta la mexicanidad y el trabajo artesanal”, apunta.

El tema en el cual se centra la actual imagen de Satryna es la celebración de Día de Muertos, que significó una inmersión en los festejos y las tradiciones de sitios como Michoacán, para establecer una identidad y un concepto artísticos que se reflejara en los envases del tequila. El resultado ha sido una propuesta que además de la calidad del destilado ha impactado en el extranjero por la belleza de la ornamentación de sus envases.
“Las botellas están decoradas con láminas metalizadas y el diseño de una máscara inspirada en la celebración del Día de Muertos, particularmente en la obra del grabador, ilustrador y caricaturista José Guadalupe Posada, creador del personaje La Catrina. El diseño de la tapa metálica en forma de calavera está basado en el apunte original de una artesana oaxaqueña. El collar de cuello metálico ornamentado con motivos aztecas es fabricado con Zamac en Argentina y la botella terminada se entrega en una hermosa caja de presentación hecha en Londres”, precisa.

Con reconocimiento en el extranjero, gana nuevos adeptos entre los consumidores de tequila ultra luxury en México. Fotos Cortesía Satryna.

Desde su lanzamiento en 2019, en el Reino Unido, Satryna ha logrado un especial reconocimiento en los mercados extranjeros, además de que ha obtenido premios como The Tequila & Mezcal Masters (2020), International Wine & Spirit Competition (2020), Meiningers International Spirits Award (2020) y Harpers Design Awards (2019), entre otros.
“Seguimos rompiendo los estereotipos del mal tequila, además de que continuamos abriendo mercados con un concepto que reitera la riqueza y la profundidad de la cultura de México. En nuestro país hemos avanzado paulatinamente, de manera gradual, pero con éxito. Los mexicanos muchas veces nos mostramos difíciles con las nuevas propuestas, pero nos hemos comenzado a mover con mucho éxito en plazas como Los Cabos, Tulum y Cancún, entre otros.
“Estamos muy orgullosas de lo que estamos haciendo. Es un equipo femenino con mucho talento, y eso es lo más importante. Estamos rompiendo estereotipos en el mundo del tequila, pero siempre con la convicción de hacer un estupendo destilado cuyo alto valor comienza en el campo y en la calidad de nuestros agaves”, expresa satisfecha Nitzan Marrum.

www. satryna.mx

Previous

Brindan las mejores cocinas de México

Goût de/Good France está de vuelta

Next