Un vino para entrar en órbita

| | ,

Celebran el lanzamiento de satélite con edición especial de Ontañón

OntañónPor segunda ocasión un vino riojano, procedente de las Bodegas Ontañón, es la bebida de celebración de un lanzamiento exitoso de la Agencia Espacial Europea (ESA). En 2009, Ontañón Reserva 2001 fue el vino con el que se celebró el lanzamiento de los satélites Herschel y Planck.
El pasado 15 de julio se envió al espacio el satélite meteorológico Meteosat Segunda Generación (MSG-4). El éxito del lanzamiento fue celebrado con Ontañón Reserva 2005-MSG, presentado además con una etiqueta conmemorativa de la ocasión.
MSG“Este vino se ha elaborado a partir de uvas Tempranillo y Graciano, de una cosecha excepcional procedente de los viñedos más selectos de la bodega, en específico de las viñas La Pasada y Andañal, en la zona de Yerga. Ha sido criado en barrica durante 2 años y reposado en botella durante otros 8 años hasta alcanzar su madurez óptima. Brinda notas intensas de fruta muy madura equilibradas, con una suave acidez. Es una edición limitada de 2 mil botellas.
“Es un vino muy representativo de nuestra bodega. Posee notas minerales y terrosas que describen el paisaje que da vida a las cepas de las que procede, en nuestra localidad riojana de Quel, a 700 metros de altitud. Es un vino que tiene cuerpo, buena acidez, estructura y taninos que le aseguran una larga vida”, dice Leticia Pérez Cuevas, directora de Ontañón, quien como ingeniera trabajó en la ESA en el diseño de diferentes satélites y regresó recientemente a Rioja para participar junto con sus hermanos en el desarrollo de la bodega familiar.
Familia Pérez CuevasAgrega: “Me fui muy joven para buscar nuevas experiencias y he tenido la inmensa suerte de aprender y vivir proyectos tan apasionantes como los telescopios espaciales Herschel y Planck, destinados ambos al estudio del origen del universo.
Mi último trabajo fueron los sistemas de detección de rayos y tormentas en el Meteosat y dada mi relación profesional con la ESA, hemos tenido la oportunidad de hacer un vino conmemorativo, un vino especial sin carácter comercial que representa algo muy importante para mí, ya que significa la unión de mis dos mundos, mi trabajo en los satélites y la pasión bodeguera de mi familia. Es algo hermoso”, indica Leticia.

Fotos Cortesía

Previous

La fortuna ayuda a los audaces

Puebleando en Puebla

Next

Leave a Comment