Una celebración a la parrilla

| | , ,

Quebracho festeja sus 18 años de existencia, escribiendo a lo largo de su historia un derroche culinario de golosa esencia argentina

El gusto por la buena comida, así como la vocación de servicio y de brindar buenos momentos a sus comensales, ha sido la esencia del restaurante Quebracho, que con tres sucursales en la Ciudad de México cumple su 18 aniversario. Quebracho es un concepto de parrilla argentina en su más pura expresión, pero con un interés explícito en consentir a sus clientes, sin imponer estilos, ni reglas. Eso ha hecho que las casi tres generaciones de comensales que asisten regularmente tengan la confianza de que los platillos que llegan a su mesa serán de su entera satisfacción, a su gusto.

Provoleta Quebracho, uno de los favoritos de los comensales. Fotos Cortesía

“Aquí no imponemos términos de cocimiento, ni la manera en que se debe comer tal o cual corte. La gente tiene toda la confianza para decidir cómo quiere que llegue su carne. Ahora que si se trata de brindar una recomendación, estamos más que dispuestos a ofrecer sugerencias y las opciones que nos parecen más adecuadas”, dice Javier Pacheco, mejor conocido como “Topo”, director operativo del grupo Quebracho, acerca de la filosofía de servicio de Quebracho.
“Es un concepto que surgió del interés de un grupo de amigos por tener un restaurante donde ellos y su gente cercana se la pasaran bien, disfrutando de la cocina argentina de sus raíces, que guardaba y guarda esa esencia del hogar en que crecieron. Ese ha sido en buena medida la razón del éxito de Quebracho, su honestidad en los sabores y su apego a las raíces, no como una tendencia, no como una moda, sino sencillamente como la expresión de nuestro espíritu, de nuestra identidad. Muchas veces llegan comensales que llegan y prueban tal o cual platillo y dicen: ‘¡Ah, esto me recuerda a lo que preparaba la abuela en casa!’ Es bonito sentir esa emoción, así como la de otros tantos comensales que han encontrado en Quebracho un referente cercano de la cocina argentina en México”, refiere Topo, quien llegó hace casi una veintena de años a nuestro país, procedente de Argentina, haciendo de México, poco a poco y con mucho amor, su segunda patria.

Quebracho: Árbol de tradición al norte de Argentina, caracterizado por su fortaleza y el fino sabor otorga a la carne que es asada en su leña

“Claro que me gusta ir a mi país, pero solo de vacaciones. He encontrado tantas cosas hermosas en México, pero sobre todo gente amorosa, grandes amigos. Es imposible no tener amigos en México, la gente es amable, desprendida, solidaria, sobre todo en los malos momentos. La calidad de espíritu y la vocación de servicio que tienen los mexicanos es algo incomparable que no tienen muchos países. Basta ver el gran ejemplo de civismo que mostraron en el terremoto de 2017. Hay que gente que jamás hizo ruido, ni buscó fama; pero que trabajó intensamente en favor de muchos afectados por el sismo”, agrega Topo.
Calidad es una palabra cotidiana en el esquema de trabajo de la gente que trabaja en Quebracho, y que actualmente cuenta con tres establecimientos: uno en la colonia Cuauhtémoc, en la calle de Río Lerma; otro más en la Zona Rosa, y el tercero en el sur capitalino, en Barranca del Muerto, en el inmueble de la que alguna vez fuera La Cochera del Bentley, referente de la restauración capitalina en 80, y que ahora con el concepto Quebracho goza de un concepto interiorista propio, muy acogedor.

Bife de Bondiola de Cerdo con bastones de camote frito

“Cuidamos la calidad de todos nuestros insumos y jamás bajamos el nivel, ya que eso va en contra de nuestra imagen y de nuestro prestigio. Los cortes son USDA High Choice o Prime, sin excepción, hasta en el caso de los carpaccios. Las preparaciones son óptimas, con cualidades que no vas a encontrar en otros restaurantes, como en el caso de nuestro provoleta asado, que se distingue de la mayoría de las preparaciones. Pero nuestro concepto de calidad también se extiende en términos de servicio, hacia dentro y hacia afuera, con nuestros clientes, pero también con nuestros proveedores y nuestro personal.
“Siempre hemos sido leales con la gente que nos provee de insumos y servicios, y en el caso de nuestro personal hemos querido cuidar su bienestar, sobre todo en estos meses difíciles que hemos vivido con la pandemia. Tal vez hubiera sido más fácil tomar medidas drásticas, pero eso no va con nuestra filosofía de trabajo, ni de vida. Es por ello que contamos con un personal que ha estado con nosotros por varios años, contentos de trabajar y dar lo mejor de sí en pro del equipo. También eso nos eso nos hace ser muy exigentes en lo que se refiere a la gente que participa en nuestra operación. Aquí no se viene a improvisar, no es un trabajo de por mientras, hay que comprometerse; así como mostrar habilidades y aptitudes”, refiere Topo.

Tapa de bife, una delicia clásica del restaurante que cumple 18 años

Con un perfil variado de comensales, Quebracho busca expresar la esencia festiva del asado argentino con un festín de expresiones emblemáticas de esa cocina en la que fuego marca la línea de golosos entendimientos y placeres, escribiendo en cada tiempo la línea de las herencias italianas y españolas, de los gozos los la carne, el deleite de la gran vitivinicultura argentina, el regodeo de la coctelería contemporánea, el derroche de placer sensorial a la hora de los postres.
México es un país maravilloso, con gente que goza, ríe, se divierte, comparte. Quebracho es parte de esa celebración por la vida que nos da distintos tonos y matices, pero que siempre confluye en la posibilidad de compartir en torno a la mesa”, subraya Topo con emoción.

www. quebracho.com.mx

Previous

Cecchi: asuntos de familia

El chocolate que impacta al mundo

Next